Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
Web Oficial
Mi reserva
Reserva Ahora
+
Fecha
Habitaciones
Adultos:
Niños:
2 Habitaciones
* menores de 12 años
+ Añadir habitaciones
Código promoción
Fecha de la reserva
Adultos
Niños*
Habitación 1
x
Añadir habitación
Home > Turismo

Turismo
Apartamentos Piedramar

Conil de la Frontera es una de las localidades con más encanto de la Costa de La Luz gaditana. Sus arenales, su carácter único y la amabilidad y alegría que se respira en sus calles hacen de este un destino de excepción.

En Conil, podrás visitar múltiples calas escondidas, que se abren al Atlántico, o dejarte llevar por los senderos que conducen a faros y miradores con increíbles vistas.

Qué visitar en Conil

Conil de la Frontera, además de ser un pueblo ideal para el descanso y el turismo de sol y playa, dispone de múltiples atractivos y planes muy diversos.

Déjate embrujar por las callejuelas del centro histórico y recorre sus monumentos de inspiración musulmana, como la Iglesia de Santa Catalina, la Torre de Guzmán o la Puerta de Cádiz.

Los viernes, conviértete en un local más regateando en el mercadillo de la playa de los Bateles y llévate algún souvenir de los puestos de artesanía locales. Si prefieres un recuerdo gastronómico, no te pierdas el mercado de abastos, donde podrás adquirir pescados, frutas, embutidos y los típicos alcauciles de Conil.

Si te gusta caminar, te recomendamos adentrarte en una de las rutas de senderismo de la zona, como la que une Conil con el Tómbolo de Trafalgar y la playa de El Palmar.

Las calas de Levante

Muy cerca de Apartamentos Piedramar, podrás disfrutar de la playa Fuente del Gallo, enmarcada por acantilados y con unos increíbles atardeceres que tiñen de rojo el horizonte. De arena fina y dorada y aguas tranquilas, es ideal para el baño.

Siguiendo la línea de la costa, se encuentran gran variedad de pequeñas calas con mucho encanto, conocidas como las calas de Levante. Destacan las calas Camacho, Sudario, Pitones, Melchor, Puntalejo o la conocida Cala del Aceite.

A esta última, muy cerca del puerto pesquero, solo se puede acceder a pie y resulta muy agradable para tumbarse a tomar el sol, ya que está abrigada del viento de Levante.

También puedes solicitar en recepción el alquiler de bicicletas para hacer esta ruta a pedales.

Las calas de Roche

En tu viaje a Conil, tampoco puedes perderte las calas de Roche, orientadas a Poniente.

Estos pequeños arenales tienen difícil acceso, pero merece la pena recorrer unos cuantos metros a pie para admirar la belleza de los acantilados rojizos.

Recomendamos visitar esta zona por la carretera del puerto de Conil, dejando el coche en alguno de los aparcamientos habilitados, para continuar el recorrido andando.

Estos senderos están muy bien habilitados y forman un paseo muy bonito, donde observar los enebros costeros, una planta en peligro de extinción.

Gastronomía gaditana

No puedes irte de Cádiz sin probar alguna de las especialidades gastronómicas.

Las tortillitas de camarones, el gazpacho y el pescaíto frito son algunos de los platos indispensables, junto con el atún rojo de Almadraba en cualquiera de sus elaboraciones: a la plancha, en mojama, encebollado…

En general el pescado de la zona suele ser muy fresco y de excelente calidad, por lo que los platos con productos marinos siempre son un acierto.

Los embutidos también son una delicia local, con múltiples variedades para todos los gustos, como las morcillas, la manteca colorá o los chicharrones.

De postre, te recomendamos probar los dulces inspirados en la tradición árabe, como los mantecados, los alfajores, el pan de Cádiz o los rosquetes, acompañados por un vino dulce de la zona.